Pendientes Para Una bebé Para Recién Nacida

pendientes para recien nacida

La costumbre de adornar las orejas de las bebés con unos pendientes para recién nacida empezó desde hace mucho en Roma y desde entonces se ha extendido a España y a muchos países de Latinoamérica.

A esa edad es menos traumática la perforación en el lóbulo de la oreja —incluso se dice que no es tan doloroso hacer el orificio— y es imposible negar que lucen muy hermosos ya que, aparte de ser delicados, ligeros y pequeños, endulzan los rasgos de la bebé.

Si deseas que tu bebé recién nacida luzca unos aretes hermosos y cómodos, no puedes perderte los siguientes consejos que de seguro serán de gran ayuda al escoger los perfectos.

recien nacida
Bebé Recién Nacida

La calidad es lo primero, así que los pendientes de oro son lo mejor para tu bebé

Los pendientes de oro para recién nacida son los más recomendados porque es un material que aparte de que promete la duración de la joya, es perfecta para la piel delicada del bebé.

El oro es un elemento perdurable de origen natural y con su típico color amarillo, resistente al óxido, a la decoloración superficial y a la corrosión. Aunque es muy resistente, también es el metal precioso más maleable, por lo tanto, existe una amplia variedad de diseños.

De todas formas, tanto si los escoges de oro, de plata o de perlas es una buena opción.

Aunque hay que tener cuidado con que la joya además de ser de ese metal no haya sido aleada con níquel. Que es otro metal que probablemente ocasione algún tipo de alergia al entrar en contacto con la piel del bebé.

Si se desea prolongar la vida de los pendientes, el baño en rodio es lo mejor, blanquea y da vida a las joyas, es un metal ideal para proteger de rayones, resistiría muchísimo más que cualquier pendiente sin el baño y retrasaría la apariencia de envejecimiento del oro.

¿Qué pendientes son adecuados para una niña Recién nacida?

  • Filamento fino y de punta redondeada: El filamento es lo que se introduce en el lóbulo de la oreja, es de vital importancia que sea delgado para la comodidad de la bebé, además de que la punta del mismo debe ser redondeada para evitar que la bebé se lastime con éste. En el caso de que el filamento no pueda ser fino, con que tenga un cierre estilo rosca que oculte la punta es perfecto.
  • Hipoalergénicos: Lo que menos se desea es una reacción alérgica, por lo que el material del arete debe ser de un material hipoalergénico —su piel es más susceptible a estas reacciones—, los pendientes de oro de 14 kilates van muy bien en este tipo de casos.
  • Sencillos: Evitar las argollas, los pendientes con detalles puntiagudos, colgantes o con mucho relieve, puede incomodar a la hora de dormir, el cambio de ropa al engancharse a ella o al bebé al llevarse las manos a la zona y provocando algún rasguño o herida.
LEER  Pendientes de Bisutería Fina Originales Para Fiestas Y Bodas

¿Dónde hacer los orificios a tu bebé?

  • Clínicas y hospitales: Lo hacen normalmente en casi todos los centros, si los padres lo solicitan claro. Es lo más recomendable, saben cómo hacerlo de la manera más delicada e higiénica por ser enfermeros. Además de que, si el parto ocurre en casa, hay enfermeros a domicilio que pueden realizar esta misma tarea.
  • Farmacias o joyerías: Otras opciones que cumplen con la higiene requerida, pero siguen sin tener la total experiencia de un pedíatra, por lo que no es tan recomendable como la anterior manera.
  • Establecimiento de piercings: Si bien trabajan con eso día a día y son expertos, no acostumbran a trabajar con bebés recién nacidos y probablemente sus métodos no sean tan delicados como se esperaría de una clínica u hospital.

¿Qué técnicas utilizan para perforar?

  • Aguja: Es el método en el que los enfermeros perforan el lóbulo de la pequeña, es el más preferido porque se hace con mucho cuidado y no es nada de lo que tenga alguna preocupación. Se definiría como la técnica más suave, ya que el orificio no es creado de manera brusca y es hecho por gente que es experta.
  • Pistola perforadora: Es rápida, no tarda nada y es la que aplican en las farmacias y centros de piercings. No se recomienda mucho, ya que la pistola está hecha para introducir un filamento predeterminado, dirigido a gente mayor. Por lo que esto contradice una de las recomendaciones ya explicadas. Puede ocasionar un daño en el lóbulo del recién nacido y a pesar de ser una técnica higiénica no deja de ser un procedimiento rudo para alguien tan pequeño.

¿Qué hay que tener en cuenta con los pendientes ya colocados?

Ya tienes a tu preciosa bebé con unos bonitos pendientes y te estarás preguntando qué cuidados tienes que tener. Quieres que tu peque esté lo más segura posible y debes tener en cuenta varias cosas:

La piel de la bebé

Aún con las medidas higiénicas aplicadas en la perforación, hay que observar continuamente las orejas, existe la posibilidad de que sufra alguna alergia o irritación al material del pendiente y haya que retirárselos, por ello es importante escoger un material noble —el oro es un buen ejemplo— para evitar ese tipo de reacción.

La limpieza

Después de la perforación, es recomendable dejarle los aretes por 15 días como mínimo antes de retirarlos o cambiarlos. Pasado este tiempo habrá que limpiar los pendientes de vez en cuando, para evitar que se acumule suciedad en la zona posterior del pendiente.

LEER  Tipos de Pendientes para el helix. Todo lo que debes saber

Si por casualidad, los pendientes de oro para la recién nacida tienen alguna perla, los baños con agua caliente pueden legar a debilitar el pegamento y provocar que ésta se pierda, sin olvidar mencionar que no es totalmente seguro si la bebé toca continuamente el adorno.

Así que lo más recomendable es que si desea pendientes con perlas, que no sean las primeras de la pequeña, cuando sea el momento de cambiárselos por los deseados, retirarlos en cada baño para evitar este tipo de accidentes.

La perforación

Si bien es agradable dejar descansar las orejitas de la bebé de vez en cuando, dejarla por mucho tiempo sin sus pendientes puede ocasionar que el orificio comience a cicatrizar, y que al intentar colocarle los pendientes luego le cause dolor o molestia.

¿Qué tipo de pendientes se ponen a un recién nacido?

Para los recién nacidos, sugerimos los primeros pendientes, que son de 3 ó 4 milímetros y pueden llevarlos hasta que tengan aproximadamente un año. No recomendamos los pendientes de aro para bebés tan pequeños porque podrían enredarse involuntariamente y sufrir daños.

Además, desaconsejamos los pendientes colgantes hasta que los bebés sean un poco más mayores y puedan controlar mejor sus movimientos. Sabrás que tu bebé está preparado para su primer par de pendientes cuando empiece a agarrarse las orejas.

¿Cuándo es aconsejable poner los pendientes a un bebé?

El mejor momento para ponerle pendientes a un bebé es semanas después de que el pediatra declare que el recién nacido está sano. El crecimiento debe ser correcto y el cordón umbilical se ha caído en esta fase.

Si el bebé tiene alguna infección, es aconsejable esperar a que la infección haya desaparecido antes de ponerle los pendientes.

La edad del bebé no es tan importante como asegurarse de que su salud es buena. Si quieres ponerle pendientes al bebé antes de que tenga unas semanas, consulta con el pediatra.

¿Dónde poner los pendientes a un bebé?

  • En los hospitales: Algunos hospitales (sobre todo privados, pero también públicos) ofrecen el servicio de poner el pendiente al bebé antes del alta tras el parto. Las enfermeras están disponibles en las clínicas o en casa para colocar el pendiente de tu hija.
  • En casa: Si te sientes cómoda haciéndolo tú misma, puedes perforar las orejas de tu bebé en casa. Tendrás que esterilizar previamente la aguja y el pendiente. Adormecer la zona con hielo puede ayudar a aliviar el dolor. Después de perforar el lóbulo de la oreja, coloca el pendiente y espera a que se cure.

¿Cuánto tiempo tardan en curar los pendientes de bebé?

Puede tardar entre siete y diez días en recuperarse. Es mejor no modificar los pendientes antes de ese momento, y si esperamos más tiempo, aún mejor. Las alergias son más frecuentes después de cambiar los pendientes hipoalergénicos.

Además, el riesgo de infección es mayor si los pendientes no se vuelven a colocar en el mismo agujero.

Si tienes que quitártelos por cualquier motivo, asegúrate de que los colocas en un recipiente limpio y los vuelves a poner en los mismos agujeros cuando estés preparado para volver a ponérselos.

LEER  ¿Los Pendientes de aro siguen estando de moda?

¿Cuánto cuesta poner unos pendientes bebé en la farmacia?

El coste de adquirir un pendiente para adultos puede oscilar entre 5 y 10 euros en las farmacias, mientras que el de los niños puede oscilar entre la misma cantidad y 15 euros. Lo más importante es saber qué tipo de pendientes buscas y el tamaño, ya que esto será un factor determinante en el precio.

Además, también hay que tener en cuenta la edad de la niña, ya que hay pendientes especiales para bebés que tienen un coste menor.

¿Cuándo se puede perforar las orejas de un bebé?

Si decides perforar las orejas de tu bebé, ten en cuenta los puntos que se indican a continuación: Espera al menos tres meses si es posible. Algunos expertos médicos consideran que es preferible esperar hasta que el bebé tenga al menos entre tres y seis meses, en lugar de saltarse la fase de recién nacido.

Los bebés de esta edad tienen un sistema inmunitario bien desarrollado y se curan rápidamente. Comprueba si hay alergias.

Siempre debes consultar primero a tu pediatra para asegurarte de que tu bebé no tiene ninguna alergia, sobre todo si piensas utilizar pendientes de metal.

¿Cómo perforar la oreja de un bebé sin dolor en casa?

Empecemos por lavarnos bien las manos con agua y jabón. Asegúrate de tener algo sustancial para perforar la oreja. Introduce la aguja, perforando la piel. Para evitar el dolor, se puede utilizar hielo para adormecer la oreja mientras se perfora.

Aplica presión en la parte posterior del pendiente para asegurarte de que está bien sujeto. Por último, limpia la zona alrededor del nuevo piercing con agua oxigenada o alcohol.

Si sigues estos sencillos pasos, podrás perforar las orejas de tu bebé sin dolor en casa.

¿Qué anestesia se usa para perforar la oreja?

La crema de lidocaína al 4% es un anestésico tópico que ayuda a aliviar el dolor durante cualquier procedimiento con agujas, como la colocación de una vía intravenosa, una inyección o una extracción de sangre.

También puedes ver que se llama Xilocaína, que es su nombre comercial. La crema de lidocaína al 4% actúa adormeciendo la zona donde se aplica

Lo hace bloqueando las señales de dolor que llegan al cerebro. Este tipo de anestesia también está disponible en otras formas, como:

  • Geles
  • Lociones
  • Ungüentos
  • Sprays

Normalmente puedes encontrar crema de lidocaína al 4% sin receta en tu farmacia local. En algunos casos, un médico puede recetártela.

¿Cómo cuidar las perforaciones en la oreja de mi bebé?

Mantén los pendientes hipoalergénicos durante al menos 6 semanas y límpialos a diario con un bastoncillo de algodón empapado en alcohol. Gira el pendiente 2 veces al día mientras limpias la zona del lóbulo. Después de 6 semanas, puedes cambiar a un poste de oro o de acero quirúrgico.

Asegúrate de limpiarte las manos y los nuevos pendientes con alcohol antes de colocarlos. También debes seguir limpiando la zona del lóbulo a diario. Si tienes algún problema con el proceso de curación, consulta a un médico.