El Piercing Del Ombligo. Cómo curarlo y consejos

El piercing del ombligo es uno de los que más gustan al público femenino amante de las perforaciones corporales. Se ve muy bien y le da un aire refinado y sensual al vientre. Claro que, este efecto, se ve potenciado por un abdomen plano y tonificado.

Sin duda alguna, tiene un gran poder seductor que le suma atractivo a quien lo luce. No suele ser muy doloroso y su proceso de colocación es realmente breve y muy sencillo. Evidentemente, debe hacerse siempre en manos de un profesional del área.

¿Cuanto Tiempo tarda en cicatrizar un piercing en el ombligo?

Como es normal, antes de colocártelo tendrás muchas dudas. Y una de ellas será el tiempo de cicatrización que tiene.

Entonces, ¿Cuanto tarda en cicatrizar un piercing en el ombligo? Tarda en cicatrizar por completo entre 9 meses y 1 año, por lo que se le deben dar cuidados específicos y un aseo muy estricto para evitar infecciones y condiciones que puedan poner en riesgo la salud.

Sin embargo, el impacto estético de un piercing en el ombligo es indiscutible y si quieres llevarlo, aquí te contamos algunos datos importantes que debes saber antes de colocarlo.

piercing del obligo

¿Cómo curar el piercing del ombligo?

  1. Limpia el piercing con agua tibia y jabón
  2. Aplica una pomada antibiótica tópica en el piercing
  3. Coloca una pequeña gasa estéril sobre el piercing
  4. Asegura la gasa en su sitio con una venda o cinta adhesiva
  5. Repite estos pasos dos veces al día hasta que el piercing esté curado
LEER  Cómo curar un piercing infectado en el ombligo

¿Cuándo hacerse el piercing del ombligo? Y Las mejores ocasiones para lucirlo.

En realidad, no es que exista un momento específico para colocarse, usar y lucir este tipo de piercing, pero sí hay ciertas ocasiones y épocas del año, en las que puede resultar particularmente oportuno. Veamos…

En Verano

Esta época es ideal para exhibir tu sexy piercing del ombligo. En la playa o en la piscina, como complemento de un impactante traje de baño de dos piezas, te robarás todas las miradas. 

Como es una temporada calurosa, al llevar ropa ligera y con poca tela como tops y shorts de cintura baja, podrás mostrar tu vientre muy bien realzado con un precioso piercing a tu gusto.

Eso sí, recuerda colocarlo con suficiente antelación para que la herida de la perforación esté en las condiciones indicadas para que puedas darte baños de inmersión en agua salada y/o en agua con cloro. 

En una cita romántica

Este tipo de adorno tiene la ventaja de darte la oportunidad de elegir cuándo mostrarlo o no, según el momento, ya que se puede ocultar fácilmente con la ropa.

Si quieres sorprender a tu pareja con un detalle super sexy, no pierdas la oportunidad de mostrarle tu bello vientre adornado con un piercing. Recuerda que la vista es uno de los sentidos más efectivos a la hora de encender las llamas de la pasión.

Para que siempre luzca exquisito, utiliza solo piercing de buena calidad elaboradas en materiales como acero quirúrgico, titanio, oro o platino; ya sea con pedrería o sin ella y elige siempre diseños delicados y elegantes.

Verás que es un arma de seducción infalible que, aparte, te hará sentir muy bien porque nada se compara a la sensación de ser admirada y deseada.

¿Qué tipo de piercing puedes usar? Piercing del ombligo bonitos que te encantarán

La selección del tipo de accesorio que uses dependerá de varios factores como tus gustos, tu presupuesto, tu disposición a resistir el dolor de la perforación, etc.

LEER  Cómo reabrir un piercing en el ombligo

Diseños y materiales hay muchos en el mercado. Tantos, que seguramente te será difícil tener solo uno y, apenas cicatrice la perforación, querrás correr a cambiar la pieza original por otras con distintos modelos y colores que puedes combinar a placer. Veamos algunos estilos ampliamente conocidos, aunque hay más: 

De aro

Este diseño de piercing es clásico y tiene la ventaja de que puede utilizarse en diversas zonas del cuerpo como la ceja, la nariz, las orejas, la boca y el ombligo. 

Puedes elegir un piercing del ombligo de aro que sea abierto o cerrado. Sin embargo, si es abierto, debes tener particular cuidado de que no se enganche con la ropa. Los tirones pueden causar desgarros en la piel o reabrir la herida, si no está completamente cicatrizada.  

De banana

Es el piercing del ombligo más conocido y que regularmente lucen las chicas jóvenes. Este tipo de accesorio se caracteriza por tener una barra curva en forma de banana con dos extremos que, comúnmente, son uno más grande que el otro.

Con colgantes

En este tipo de piezas, la parte inferior tiene pequeñas cadenas que cuelgan hacia abajo o que rodean la cintura. Tienen un enorme poder estético y se caracterizan por dar un toque muy sexy y refinado a cualquier look. 

Los diseños que simulan plumas, coronas, estrellas y flores en materiales como oro y brillantes se ven muy bellos. Elige siempre piezas delicadas con acabados muy finos para que, realmente, sea un elemento que sume a tu outfit.

El piercing del ombligo cuando estás embarazada

Si estás embarazada, este hecho no tiene por qué implicar que renuncies a este encantador adorno de tu cuerpo, sobre todo, si ya hace tiempo que te lo has hecho.

Existe un tipo especial de piercing del ombligo para embarazada, el cual cuenta con una barra elaborada en material flexible como el Bioflex hipoalergénico, en lugar de una barra metálica. 

LEER  Cómo esterilizar un piercing de ombligo

Por lo tanto, el accesorio se adaptará al tamaño de tu vientre en la medida que vaya creciendo, conforme avanza el embarazo.

Hay diseños preciosos para este tipo de piercing, incluso con detalles alusivos a este especial y sublime momento en la vida de cualquier mujer, como es la maternidad.

Sin embargo, si te has enterado de que estás esperando y no te has puesto este tipo de adorno, lo mejor es que lo pospongas para después del parto. 

Se debe a que, durante el embarazo, las mujeres tienden a tener un sistema inmunológico más débil, lo que las hace más propensas a desarrollar infecciones. 

Por otro lado, como este tipo de perforación tarda en cicatrizar, podría causar mayores incomodidades a las que normalmente hay posibilidad de que ocurran. Aunque no representa ningún riesgo para tu bebé, lo recomendable es dejarlo para después y evitar riesgos innecesarios.

El piercing del ombligo y su precio

Si quieres saber dónde comprar un piercing del ombligo y su precio, Internet es el mejor lugar para hacerlo. Puedes encontrar ofertas geniales en artículos de muy alta calidad. 

Si te lo vas a poner por primera vez, lo mejor es que adquieras una pieza de titanio o acero quirúrgico que ronda un precio entre los 18 y los 22 euros.

Si ya tienes tiempo usando este accesorio y quieres cambiarlo, puedes encontrar joyas maravillosas en oro de 9 kilates por alrededor de los 50 euros en adelante y de oro de 18 kilates a partir de los 100 euros.

El coste por la colocación, dependerá del local y la ciudad en la que decidas hacerlo, así como la experiencia del profesional en perforaciones corporales. Sin embargo, no suele ser muy cara. Ronda entre los 15 y los 20 euros.