¿Por qué te pueden sentar mal las vitaminas?

Mi relación con las vitaminas no ha sido siempre buena. Cuando era niña, estaba enferma con frecuencia y mi madre siempre me daba vitaminas para ayudarme a recuperarme. Al principio le agradecía el intento, pero pronto me di cuenta de que las vitaminas no me hacían nada. De hecho, siempre que tomaba una me sentía peor. Desde entonces siempre me han caído mal las vitaminas.

Por qué me caen mal las vitaminas

Desde pequeño mi relación con las vitaminas no ha sido la mejor. Siempre me ha costado mucho tragarlas y el sabor no me gusta para nada. Me recuerdan a las medicinas, y no me gusta el sabor amargo que me producen.

Además, mi madre siempre me obligaba a tragarlas, intentando explicarme los beneficios que me iban a aportar. Pero a mí no me lo parecía.

El sabor

El sabor de las vitaminas siempre me ha parecido desagradable. Aunque hay algunas marcas que tienen mejor sabor, algunas tienen un regusto a medicina que me repugna.

Los beneficios

Los beneficios de las vitaminas son obvios. Mejoran la salud, aumentan el sistema inmune, ayudan a prevenir enfermedades. Pero aun así, el sabor no me atrae ni me gusta para nada.

Recuerdo una vez, cuando era pequeño, que tuve que tomar una cantidad exagerada de vitaminas. Yo ya no podía más con el sabor, así que decidí esconderlas debajo de la lengua para que mi madre no se diera cuenta y así evitar tragarlas.

LEER  Qué fruta contiene vitamina B

Es probable que el hecho de que nunca me hayan gustado las vitaminas sea debido al sabor desagradable que tienen. A pesar de ello, se sabe que son beneficiosas para la salud, por lo que es importante incluirlas en la dieta.

Las vitaminas son una pequeña mentira que nos venden para que sepamos que estamos haciendo algo bueno por nosotros mismos. No me gustan porque no tienen el mismo sabor que los alimentos naturales y sé que no estoy obteniendo los mismos nutrientes que si comiera frutas y verduras frescas.

Tomar vitaminas y sentirse mal

Tomar vitaminas en exceso puede causar diversos problemas de salud. Aunque las vitaminas son esenciales para el funcionamiento correcto del cuerpo, tomarlas en exceso puede resultar contraproducente. Si tomas más de la cantidad recomendada de vitaminas, puedes sentirte enfermo, cansado o tener dolores de cabeza.

Esto se debe a que el exceso de vitaminas se acumula en el cuerpo y puede tener efectos negativos. Por tanto, si tomas vitaminas, es importante que siempre sigas las recomendaciones del fabricante sobre la cantidad recomendada.

Siento mareo tras tomar vitaminas

Sentir mareo tras tomar vitaminas es una reacción normal para algunas personas. El mareo se debe a que el cuerpo no está acostumbrado a la cantidad de vitaminas que estás tomando. Una cantidad excesiva de vitaminas puede desequilibrar la química de tu cuerpo, lo que puede provocar mareos.

Si está tomando un suplemento vitamínico, es importante que siga las recomendaciones del fabricante y tome las dosis recomendadas. Si sigue experimentando mareos después de tomar vitaminas, hable con su médico para asegurarse de que no esté sufriendo efectos secundarios.

LEER  Cómo se llama la vitamina D en la farmacia

Duele el estómago al tomar vitaminas

Tomar vitaminas en exceso puede causar dolor de estómago. El dolor puede variar desde una presión ligera hasta un dolor severo. El dolor de estómago causado por el exceso de vitaminas es un efecto secundario común, y generalmente se puede aliviar con el descanso y el consumo de líquidos. Si tienes dolor de estómago después de tomar vitaminas, intenta reducir la dosis para aliviar el dolor. Si el dolor persiste, asegúrate de consultar con un profesional médico.

Los efectos secundarios de las vitaminas

Las vitaminas son importantes para mantener la salud, pero también pueden tener efectos secundarios. La mayoría de estos efectos secundarios son leves y poco comunes, pero algunas personas pueden experimentar efectos secundarios graves. Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, debe dejar de tomar las vitaminas y consultar a su médico de inmediato.

Efectos secundarios comunes

  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea

Efectos secundarios graves

  • Reacciones alérgicas
  • Hinchazón
  • Problemas respiratorios
  • Congestión nasal
  • Dolor en el pecho

Algunas vitaminas son solubles en grasa, lo que significa que se almacenan en el cuerpo. Si toma demasiadas vitaminas solubles en grasa, puede acumularse en el cuerpo y ocasionar efectos secundarios graves. Estos incluyen dolor abdominal, pérdida de peso, trastornos del ritmo cardíaco y problemas hepáticos. Por lo tanto, es importante tomar vitaminas con moderación y seguir las instrucciones del fabricante.