Cómo limpiar el piercing del ombligo

El piercing del ombligo es uno de los piercing más populares, especialmente entre las mujeres jóvenes. Aunque es un piercing muy bonito, requiere de un cuidado especial para evitar infecciones. A continuación te explicamos cómo limpiar el piercing del ombligo correctamente.

Antes de nada, debes lavar tus manos con agua y jabón para evitar que las bacterias se introduzcan en el piercing. Luego, humedece una gasa con agua tibia y suave jabón neutro y limpia suavemente el piercing y la zona alrededor. Asegúrate de enjuagar bien el jabón.

Después de lavar el piercing, aplica una solución antiséptica en una gasa y limpia suavemente el piercing. Deja que se seque al aire.

Por último, aplica una pomada antibiótica en el piercing para evitar infecciones.

Limpiar el piercing del ombligo de esta forma debería ser suficiente, pero si observas algún síntoma de infección, como enrojecimiento, dolor, pus o secreción, acude a tu médico o a un piercing.

limpiar el piercing del ombligo

¿Cómo limpiar el piercing del ombligo recién hecho?

Después de colocarte el piercing del ombligo, es muy importante que te laves bien las manos con agua y jabón. Luego, lava el área alrededor del piercing con agua tibia y jabón neutro, utilizando un cotonete para llegar a todos los rincones. Asegúrate de secar bien el área alrededor del piercing con un paño limpio.

Una vez al día, lava el piercing con agua tibia y jabón neutro, y aplica una pequeña cantidad de bálsamo labial para mantenerlo hidratado. No uses alcohol ni otras soluciones para limpiar el piercing, ya que esto podría irritar la piel.

LEER  Cómo esterilizar un piercing de ombligo

¿Cómo hacer la limpieza de un piercing?

Los piercings deben ser limpiados a fondo y con frecuencia para evitar infecciones. Se recomienda hacerlo con agua y jabón neutro, y utilizar un cepillo de dientes suave para eliminar las bacterias. También es importante secar bien el piercing después de limpiarlo.

¿Cómo evitar que se infecte un piercing en el ombligo?

La mejor forma de evitar que se infecte un piercing en el ombligo es asegurándose de que la zona esté limpia y libre de bacterias. Se recomienda lavarse el piercing con agua y jabón antibacteriano dos veces al día y después de cada baño. También es importante evitar tocar el piercing con las manos sucias.

¿Cuánto tiempo limpiar piercing ombligo?

Hay que limpiar el piercing ombligo con agua y jabón, unas 2 o 3 veces al día.

Después de leer este artículo, ahora sabrás cómo limpiar tu piercing del ombligo correctamente para evitar infecciones. Es importante que sigas estos pasos cada día durante al menos 2 semanas después de que te hayas hecho el piercing. Si notas algún signo de infección, como enrojecimiento, drenaje o dolor, consulta a tu médico.