Cómo se limpia la cara por la noche

Todas las noches, después de desmaquillarte, lávate la cara con agua tibia y jabón. Elige un jabón suave para evitar resecar la piel. Masajea suavemente tu cara con movimientos circulares durante unos minutos, enfoca especialmente en la zona T. Aclara con agua fría para cerrar los poros.

  • Exfolia tu piel una o dos veces a la semana. Esto ayuda a eliminar las células muertas de la piel y mejora la apariencia y la textura de tu rostro. Puedes usar un exfoliante facial comercial o hacer uno en casa con ingredientes naturales.
  • Aplica un tónico facial después de limpiar y exfoliar tu cara. El tónico te ayudará a eliminar cualquier residuo de suciedad, jabón o exfoliante que pueda quedar en tu piel. Puedes usar un tónico facial comercial o hacer uno en casa con ingredientes naturales.
  • Hidrata tu piel. Aplica una crema hidratante ligera o un aceite facial por toda tu cara. Elige una crema o aceite que se adapte a tu tipo de piel.
  • Aplica una crema o gel para los ojos. Esto ayudará a prevenir las arrugas y a mejorar la apariencia de las bolsas debajo de los ojos.
  • Disfruta de una noche de descanso reparador. Duerme al menos 8 horas todas las noches para que tu piel se recupere del estrés del día.

Qué pasa si te lavas la cara antes de dormir

No hay ningún problema con lavarse la cara antes de dormir. De hecho, es una buena idea lavarse la cara antes de ir a la cama para eliminar la suciedad, el maquillaje y el aceite que se han acumulado durante el día. Sin embargo, si te lavas la cara con agua muy caliente o usas una esponja abrasiva, podrías irritar tu piel.

LEER  Qué envejece más la piel, ¿El frío o el calor?

Después de leer este artículo, aprendí que es importante limpiar mi cara por la noche para eliminar la suciedad, el exceso de aceite y la maquillaje. Aprendí que debo usar un limpiador suave y tener cuidado de no frotar mi cara con fuerza. También aprendí que es importante aplicar un tónico y una crema hidratante después de limpiar mi cara.